¡Cuidar tu ropa formal es más fácil de lo que imaginás!

 

¡Cuidar tu ropa formal es más fácil de lo que imaginás!

Existen prendas especiales que no ocupamos a diario, aquellas que son más delicadas y que requieren de mayor cuidado. Ropa y accesorios que reservamos para bodas, cenas importantes o noches elegantes. Aprende cómo cuidar tus vestidos y accesorios formales.

Los vestidos de noche pueden tener detalles bordados o con pedrería, que si no cuidas, podrías usarlos tan sólo una vez y estos no son precisamente los más baratos. Lo mismo pasa con bolsos y zapatos.

Llevar un buen cuidado de estas prendas, puede ayudarte a darles un mejor uso y conservar su calidad sin importar que pasen meses guardados, cuando los vuelvas a usar, se verán como nuevos.

Vestidos de noche

Siempre que utilices un vestido de noche, es recomendable que lo lleves a  DryClean USA, pero si este lo usaste sólo por un rato y quedó limpio, es importante que lo guardes de manera correcta. Por lo normal, los vestido de este tipo llevan pedrería, lentejuelas o alguna costura especial, lo que podría arruinarse si lo doblas. Lo mejor que se puede hacer, es colgarlo dándole la vuelta, así los detalles se protegerán con la parte exterior de la tela del vestido. Utiliza siempre un plástico protector que lo proteja del polvo y los raspones, así no se jalará.

Si tienes en mente lavar tu vestido en casa, recurre de nuevo a voltearlo y antes de meterlo en la lavadora, guárdalo en una funda de almohada amarrada por el extremo abierto. El vestido logrará lavarse bien, sin correr el riesgo de que las piedritas se desprendan o la tela se jale.

Jamás talles tu vestido al lavarlo, puede perder su forma o estirarse la tela, siempre hazlo sobre una superficie sólida, pasando un trapo húmedo con un poco de espuma de jabón, enjuágalo de la misma forma, pero ya sólo con agua.

Zapatos

Los zapatos de noche suelen ser miy delicados, por lo normal traen algún adorno pegado o cosido y si no los guardas de manera correcta, podrían desprenderse y verse mal. Además, la tela de los zapatos de noche suele ser muy delicada, si los guardas amontonados junto con otros zaparos, lo más probable es que se rallen.

Para guardarlos y que no se aplasten o pierdan su forma, haz bolita un pliego de papel china de color blanco, esto además ayudará a evitar lo malos olores de encierro o humedad.

De preferencia guárdalos en una bolsita de tela y después, dentro de su caja. Antes de guardarlos pasa un cepillito de cerdas muy suaves, así retirarás el polvo que puedan tener y no se incrustará en ellos con el paso del tiempo.

Bolsos

Los bolsos de mano son un accesorio que luce muchísimo si están bien cuidados, pero también puede ser muy notorio cuando están dañados, además de ser un accesorio muy práctico.

Es importante que antes de guardar tu bolso, pases un poco de cera por el cierre y lo abras y cierres un par de veces, así no se oxidará ni soldará por permanecer guardado por un tiempo.

Si el bolso es de piel o sintético, limpia con un poco de crema en un rápido y retira los residuos, esto lo humectará y no se agrietará por la resequedad.

Cuando los bolsos son de charol, puedes limpiarlos con un paño remojado con un poco de limpiador para vidrios en spray, así no s dañará ni perderá su brillo.

Cuidar de tus prendas formales puede ser fácil si les das mantenimiento, sobre todo porque pasarán un buen tiempo guardadas.

 

Marcar el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *